Lacarancha


Paisajes
Haikus


Como encender
un fósforo... Así es:
chispa y haiku.


(c) Autores Lacarancha.
Número de registro de propiedad intelectual: 1107159688109
Impreso en la Argentina.
Primera edición: Enero 2012
Ediciones Masmédula LP
26 Nº 2413 (1900) Buenos Aires, Argentina
Cel.: +54 221 603-3320
e-mail: edicionesmasmedula@gmail.com
Diseño de Tapa: Esteban F. Aquino
Imagen de tapa: Alicia R. Dumois
Diseño de Interior: Esteban F. Aquino
Libro de edición argentina.
Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte,
ni registrada en, o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma,
ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por
fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de la editorial.
Este libro se terminó de imprimir en el mes de enero de 2012,
en los Talleres Gráficos Masmédula LP, 26 Nº 2413, La Plata, Buenos Aires, Argentina


Paisajes


Haikus
Lacarancha






A mis hijos Isis, Rodolfo, Alicia. A mis yernitos Diego y Cris.
A mis sobrinos Grisel, David, Adán, Maite, Alejandra, Pablo
A todos los jóvenes que son los que llevarán nuestro mundo
por el camino de la paz basada en el diálogo.


Índice
En mi mano… el corazón - pág. 11
Reflexiones de amor - pág. 26
Diálogos imternos - pág. 36
Mí búsqueda - pág. 55
De primavera a invierno…de invierno a primavera - pág. 73
El camino - pág. 85
Nota: todos son estrictamente de 17 sílaba
s dispuestos sus versos en 5 – 7 – 5





PRÓLOGO


Cuando Cristina me pidió hacer el prólogo de este libro mi primera reflexión
fue pensar que yo no era literata, crítica ni entendida y que tal vez no encontraría
las palabras apropiadas para cumplir con el honor de este cometido. Luego pensé
¡¿porqué no?! si yo, igual que vos, somos los destinatarios de estos bellos poemas y
más aún, para nosotros son estos mensajes y estas historias; ¿por qué no? si todos
nos extasiamos con la belleza de la lírica, que nunca es sólo vana beldad sino la
manifestación de aquellos profundos ideales y sentimientos que la infunden y que
nos conmueven porque sabemos que en algún momento hemos sentido el fuego, la
hiel, la esperanza o desesperanza, el tormento o la dicha.
Creo que las poesías más recordadas y disfrutadas no son aquellas retóricamente
perfectas y que impresionan por su construcción estética sino aquellas que logran
transmitir la fuerza emocional que las inspiran porque de esa manera se enciende
el espíritu de quien las lee, y el lector se acerca al poeta y éste deja su huella en él.
Creo sinceramente que los versos de este libro logran ese efecto, esa identificación tan
necesaria.
Estos versos abrazan intensamente la vida tal cual es, en su existencia real, desde
lo minúsculo que también reclama su presencia y que puede ser tan significativo
para completarla y que a veces olvidamos en el furor del apuro cotidiano, hasta
lo más trascendental aquellos interrogantes que nos desvelan, las alegrías perdidas
y recuperadas, el amor (lo más necesario), la muerte que nos enfrenta, la historia
que nos involucra, y que no solo la plasman de manera maravillosamente profunda
sino que también nos invitan a pensar en nuestras propias emociones o en nuestros
propios temores y lo más importante nos exhorta a hacerles frente:


11
¡Fuera...fuera ya!
Malos pensamientos que
hoy me hacen mal.

Quieres dominar
mi mente. Nunca…jamás
lo permitiré.

No te atrevas.
Soy dueña de mi vida.
No lo olvides.


Quiero decir también que estos versos están llenos de elementales conceptos,
que el afortunado lector irá descubriendo. Nociones necesarias para comprender un
poco mejor la existencia incluso en aquellas horas aciagas en las que nos hallamos
perdidos.
Por último, debo señalar que, tal vez sin proponérselo (o tal vez si) este libro
es un canto a la esperanza, a mantener la ilusión ante todo, y como tal la celebra y
la extiende hacia nosotros como una mano amiga, generosa, que nos rescata y nos
regocija. Por eso, leer estos versos también implica un compromiso.
Grisel Kolbl

El prólogo es la manifestación del cariño: yo también te quiero, Grisel.
Agradezco a Alicia Dumois y a Carlos Blanco especialmente





En mi mano… el corazón
A mis hijos




¡Fuego y haikus!
En solo un instante,
arde… conmueve




Alquilo casa
pintada en el cielo
con gran corazón.

Me das la luna…
No pido tanto. Sólo
lee mis letras.





Dime la verdad…
¿Tus ojos se admiran
con la realidad?

Abre tus ojos.
La realidad dice
cosas muy duras.

Ilusión. Solo
humo que escapa por
la chimenea.

Esperanza que
incentivas a cruzar
ríos y mares.






¡Que inercia la
tuya! Levántate y
vive tu vida.

Hijo escucha.
Ama, goza. Vive
esperanzado.

Como guerrero
enfrenta las verdades.
No temas jamás.

Vive tu vida.
No mires al otro. No.
Desafíate.

Esfuérzate más.
Véncete a ti mismo.
No te limites.…





¿Temes al amor?
Confía en ti mismo.
Lo encontrarás.

Confía en ti.
No dudes un instante.
Vuela sin temor.

Sorpréndete. Busca
en el cielo, en el mar.
Sueña con volar.

Brilla como
las estrellas que cruzan el
firmamento.

Como la flor al sol
disfruta y vive
agradecido.

Antes del fin
quisiera mariposas
en tu mirada.




Abres tus ojos.
Urdes y tramas hilos
de tu vida.

Sé feliz, hija...
¡Derriba tus murallas!
Construye.Vive.

Mira de frente
y vive dignamente.
Respétate más.

No delegues, no.
Toma tu vida en tus
manos, hija…

Si te elevas
verás los caminos que
te llevan al sol.

Echa raíces
a la vera del camino,
junto al lilo.





Ave de plumas
mojadas se sacude
y vuela alto.

Cielo y tierra.
Santiago y Tucumán.
Perro y gato.

Perros que dejan
sus huesos pelados, sin
brillo, no gustan.

Alma enferma
en cuerpo sano ni a
la inversa. No.




Piedrita rolada
creando sapitos en
el agua del mar.

Faro de la mar
ilumina senderos
del barco que va.





Vendedora de
ilusiones yo no soy.
Yo voy de frente.

¡El tiempo vuela!
Anidan los pájaros
en mi corazón.

Mis yerros… tantos
como gotas de agua
que forman el mar.

¡Lupa natural!...
Agigantas mis yerros,
gotas de agua…
Te pregunto yo, ¿Por qué
mis aciertos no?





Te cuento cuentos.
Pequeñas historias que
hablan de amor.




A Isis

Ciencia. Descubres
secretos milenarios…
¿Tú eras el dios?...

Te he visto en
mi vientre. Misterioso
secreto rompí.

Isis… mi beba.
Todo el universo
entre mis brazos.

Hoy, una mujer,
el universo
está en tus ojos.

Tu nombre guarda
viejos misterios de la
civilización.





A Arokh

Agazapado
te escondes de tu sombra
que te sigue.

Diariamente
te escondes de tu sombra
¡Ya te alcanzó!

¡Sombra!... ¿Lo sigues?...
Se para, te yergues. Se
cae… ¡Tú también!

Se oculta
en la noche sin luna
¡La perdió!... ¡Por fin!

Perro y hueso.
Gato y su ovillo.
Tú y tu sombra…

Siempre contigo.
Tu nombre y tu sombra
hasta tu muerte.




A Alibeth

Tardecitas de sol.
Yo riego las plantas y
ellos se corren.

Perro que corre
al gato y el gato
a las palomas.

Palomas vuelan,
gato trepa al árbol.
perro… ¿aúllas?...





A Diego

Colores. Formas.
Sus grandes diferencias
en armonía

Yo…y tú…y él…
¡Diversidad en todos,
como tu y yo!
Formas, colores, siempre
en armonía.




Si pronto me voy
escriban su historia
en honor a mí






Las pinturas son obras de Robert Gonsalves 



Haikus

Reflexiones de amor






¿Eres tú, haiku,
suspiro profundo de
un instante?... ¡ahhh!...




Las flores abren
y tú, impío desamor
no lo valoras.

Y el sol muere
si tu dulce sonrisa
al fin asoma.

Si mi sentidos
te añoran las noches
se hacen largas.

Tu lengua bebe
de mis calientes pechos
mientras espero
.
Tu boca besa
mi piel estremecida
que te recibe.

Me rio y lloro.
Te amo y lo grito.
Lloro y me rio.

Rio rio rio y rio.
Soy feliz y canto.
También me amas.

Las flores abren
y el desamor infiel
ya las deshoja.




Tu ingratitud
provoca mi desprecio;
tu belleza…no.

Tus besos de miel
aman, buscan, quieren
hacerme feliz.

Que grande amor
cuando callas y miras
dejándome ser.

Me engañas tú.
¿Es ciego el amor si
te engaño yo?

Dime: ¿me amas?
¿Te amo yo? ¡Que duda!
Esta flor dirá.

Si me quieres tú,
deshojo margaritas
y te quiero yo.

Noche que traes
recuerdos tan lejanos…
Parecen ayer

Falsos amores
que roban el perfume
de esas flores.





Quiero y quiero
mis flores abiertas y
tú a mi lado.

Amor, libera
tu alma, vuela sin mí.
No mires atrás.

Déjame gritar
que te amo mucho más
aunque me dejes.

Dices: No amas…
¡Si te quiero libre y
que vueles alto!

Sabor perfecto
chocolate y menta,
canela y tú.

Arroz con leche
y con clavos de olor.
Vainilla y yo.

Tu aroma a
jazmín penetra en mis
poros… los abren.

¡Que estrellada
la noche! … Y la luna
me habla de ti.




Leche tibia con
miel… noches frescas… brisa
suave… tú y yo.

Tú, colibrí; yo,
flor. Mi néctar atrae
y tú me libas.

¿Compartimos? ¿Sí?
Chocolate caliente
Manta y libro.

Esto de amar
y ver la realidad.
Que contradicción.




¿Ríes sin risas?
¿Amas sin amor?...¿ lloras?
¿ Y tus lágrimas?…

Rocío que al
amanecer enfrías
mis esperanzas




Rosa, rosita
dame tu perfume y
vuélveme loca.

No lloro. Me rio.
Tus caricias no dañan…
sólo me dan paz.

Palabras dulces
que enseñan a amar.
Dime más. Y más.








Haikus

Diálogos imternos




Haikus… instantes.
Fotografías.
Voces del alma




Cantando fuerte
alegro mi alma y
rio como loca.

Si la emoción
invade mi alma me
invento alas.

El chocolate
sabotea mi mente.
Me siento bella.

Como el agua,
el dinero entre mis
manos escapa.

Siempre confundes
falso dios don dinero
a las almas débiles.

Pensamientos míos
que escapan sin pudor
y me desnudan.

En mi interior
nace, vive y muere
una escritora.





.Pasos que llevan
por sendas sinuosas y
me hacen dudar.

Gotas de agua
que formando los mares
me hacen pensar.

Anhelos rotos
y recuerdos viejos que
quiero olvidar.





Nadie escucha
el grito que mi rostro
expresa… ¿Por qué?




¡Cómoda vida!
Anestesias mi alma.
No me dejas ver.

¡Fuera... fuera ya!
Malos pensamientos que
hoy me hacen mal.

Quieres dominar
mi mente. Nunca…jamás
lo permitiré.

No te atrevas.
Soy dueña de mi vida.
No lo olvides.




Alma ciega es
del que busca la verdad
y la soslaya.




Paloma, ¡vete!
No traes en tu pico
hojas de laurel.

¿Por qué no llevas
ramitas de laurel?... ¿Te
olvidas la paz?




Las ideas no
se matan… ¡Nunca!... ¡Jamás!...
¿Es esto verdad?




De primavera
a invierno… treinta mil
vidas se fueron.

Yo las vi pasar.
Sólo con un suspiro
se elevaron.




¿Hiciste algo?
¿Lo hice yo?... ¿Tú?...sólo
Terror…y terror…

Mi paisito
débil y pequeñito
muerto de miedo.





¡Enviado de dios!
¡Devuélvenos sus vidas!
Yo te maldigo.

Devuélvenos los
hijos, los nietos y sus
vidas deshechas.

¡Ya! ¡Ahora! ¡Te
lo exige mi alma!
¡Mi vida rota!

¡Vil asesino!
Este odio que daña
está en mi alma.

¿Es mi culpa ó
la tuya este dolor
que aún siento?

Es mi deseo
desterrar mis odios, todos,
buscar justicia.




¿Oyes el grito?
brota como el agua…
profundidades
Ese grito es
el tuyo. Más que grito,
un alarido…

Grito que rompe
la silenciosa nada
del infinito.




¿Sigues errando
por las sendas del tiempo?
Manú… manés… ¿sí?

¿O has vuelto ya
a esta vida saha
y yo no lo sé?




Lugar del mundo
mío, el universo.
todo sin final.




Duermes a mis pies
¡Escena hogareña!
Mueves la cola…

¿¡Eres carancho!?
¿Por qué carroñeas?...tú
eres un perro.

Como la brasa
fuego de la noche
Aster… tu nombre.

Un ojo rojo
como la roja piedra
de Beleneas.

Te acaricio.
Ternura y dicha. Me
mueves la cola.

Me entiendes. Te
entiendo… conversamos…
¿Hablas tú ? …¿Ladro?

Eres perro y
yo mujer….te quiero y
me quieres…lo sé





Médicos, muchos…
colaciones.., barritas
y frutas frescas.

Hospital… cola…
Las manchas de la pared
ya son amigas.

Cada mancha
me cuenta historias de
dolor y pena.





Juegos perdidos:
Subir árboles… leer
historietas… ¡Ahhh!...




Me dan cosquillas
barquitos de papel que
recorren mis ríos.

Pinceladas de
luz pintan de colores
el arcoíris.





Pelos que caen
como las hojas secas
en el otoño.

Mi diabetes y
yo, somos una. Juntas
hasta el final
.
Hasta el final
juntos, mi nombre y yo,
inseparables.




Paisaje norteño.
En el mercado, color,
calor y ruido.

Todo el día
vende el pan y espanta
las moscas. ¡que calor!

Piojos y moscas.
Mercado boliviano
con mucha gente.




Música, color.
Paseo artesanal
gente y ruido.

Niños y risas,
algodón de azúcar,
expectativas…

Pule la piedra
toda la tarde en la feria.
Ventas… nada.

Piedra nacional
regalo de la tierra.
Rosa del inca.





Palomas, ¡fuera!
Rompen mi intimidad
¡fuera de casa!

Aguas claras
y heladas. Veo truchas.
Nadan sin frío.

Que nobleza la del
mar que besa mis pies
y se retira.







( pinturas de Hiroshigue )







Haikus
Haikus

Mí búsqueda




Fotografía.
Instante preciso…
¡como un haiku!





Mujer de poca
fe…buscas tras las piedras
y no encuentras.





Conocer sobre
la vida y la muerte
sin tener prisa.




Si a la vida
indefinidamente
sigue la muerte
y a la muerte
indefinidamente
le sigue la vida
es que unidas siempre
van de la mano.



La eternidad
siempre convive con la
finitud del ser.

Finitas vidas
que juntas son una en el
tiempo eterno.




¿Es mi destino
esta ansiedad de ir
en busca de paz?

Destino dice
Yo no fui ¿y tú ?... Solo
suspiros quietos.

Destino, dime
¿Es tarde ya para mí?
Y dime que no.





Alma no naces
y no dejas de nacer.
¿Incomprensible?

Sólo el tiempo
en su largo camino
siempre responde.



La luz de mi sol
vence lo oscuro de
mis inquietudes.

¡Duda!... ¿Sondeas
mi mente creyéndome
débil?... ¡vete ya!

En mi búsqueda
voy. Me detengo. Vuelvo
por toda senda.

No afirmo ni
niego la existencia
de dios. Observo.





Inquieta mente
que busca…que indaga…
y que encuentra…




Quisiera saber
todas las respuestas de
la eternidad.

¿Preguntas?… muchas…
¿Respuestas?... pocas. Mi
búsqueda sigue…

¿Esta vida es
real?... ¿o sólo lo es
la eternidad…?

Pregunta mi ser…
El universo…tú…yo…
él… ¿somos uno?..
.
Eones… ¡cientos!
buscando mil respuestas…
Y nada… nada
Busco… encuentro…
Insondables respuestas.
¡Que ignotas son!...




¡Verdad oculta
sobre otros universos!
Grandes verdades.




Existencias tras
existencias busco la
Ley universal,
verdad absoluta de
todos los tiempos.
Nam Mioho Rengue Kyo.
Eterna verdad.




Verdad eterna.
Insondable misterio
me ilumina.




Tal vez en sueños,
pasados remotos ya,
regresen a mí.
Lo sé, ¡sí! Yo sé que
en remotos pasados
una buda fui.





¡Budas! ¡Reuníos
en el pico del águila!
Gran escenario.

Dialogad todos.
Enseñad la verdad a
la humanidad.




Mi maestro es
Ikeda sensei… gracias.
Gracias por La Ley.

Esta gran ley de
Nam Mioho Rengue Kyo…
Nichiren, y vos






Ya, confiadamente
salteo escollos y
rompo los muros.

Y vivo, rio y
canto. Soy feliz, triunfo.
No me detengo.

Oh, luz del sol que
vences las más profundas
oscuridades.

Vencí. He dado
respuestas a preguntas
insondables. Fin.




¿Vivo la vida?
¿es la muerte que vivo?...
¿Vivo la vida
o la vida que muero?
Solo preguntas…
Conceptos sabios
adopté como propios
y hoy son míos.

Pienso en otras
elecciones que pude
tomar… ¿Hice bien?







pintore de Xul Solar


Haikua
De primavera a invierno…
de invierno a primavera




Reloj de tiempo
ve sin prisa al final
de mi invierno.




Reinvéntate.
Como la primavera
florece al sol.

Después de cada
invierno…primavera
vuelves a nacer
.
Noche oscura.
A tu lado del brazo
iluminamos.

El calor del sol
y la luz de la luna
me enamoran.

El rojo de las
rosas abiertas dicen
que llegas a mí.

Los cerezos en
flor cuentan que llegó ya
la primavera.

Flor del cerezo
¿El invierno ya pasó?
¡Me llegó el amor!




El jardín de mi
alma floreció esta
primavera.

La realidad
es mi amor por ti en
nuestro invierno.

Un globo rojo
y pájaros azules
te vuelven a mí.

Tu perfume a
hombre me confiesa un
sutil mensaje.

Tu corazón y
el mío laten juntos,
sones nocturnos.

Agua pura de
los cielos… te bebo y
me purifico.




Dulce colibrí,
déjame acompañar
tu vuelo al sol.

Y volar sobre
otros soles y ser dos.
Yo y la brisa.





En Tucumán hay
tuquitos, jazmines y
naranjos en flor.






Árbol caído,
¿tu ausencia no la ven?
¿No te añoran?

Me haces falta.
Pájaros… vientos… y yo…
¿Vivimos sin ti?




Estrella fugaz
rasga a su paso el
silencio nocturno.

Como un juego
el cielo se divierte
con refusilos
.
El cielo llora
para lavar mis penas.
Abro mis brazos.




Jazmín del cielo
agradeces mi riego
floreciendo más.

Glicinas lilas
que trepan por el pino
buscando el sol.

Blancas glicinas
caen como el agua
de la cascada.

Al atardecer
el sol esconde rojos
tras la lomada.

Que placer el ver
cuando riego la hiedra
trepar el muro.

Buenas noches me
deseas dulces sueños.
Abres tus flores.




Noche cálida.
Verano que termina.
Otoño… ¿vendrás?

Fin del verano.
Un sudor como néctar
dulzón me baña.

¡Últimos días
de fuego infernal!...si
no hubiesen flores…

Frescas noches...
primavera… otoño…y
nieve… ¡Nieve!




Invierno… tras de
ti, primavera otra vez…
siempre es así.

Ese silbido
anuncia la llegada
de vientos fuertes.

Vientos neuquinos
como el soplido de los
dioses con ira.

¡Gélidos vientos!
Amor patagónico…
Y también, ¡fuego!

Mueren las risas,
jubiloso crepitar
quema la vida.

Camino sinuoso
bordea verdes aguas
del Nahuel Huapi.

Aguas azules
Placer y serenidad.
Orgasmo pleno.

Sur argentino
inquieta y calma a
la vez…. y vuelo.




Cordillera que
escondes misterios de
tiempos remotos.

Paisajes duros:
Diversión… juegos… risas.
Niños con frío.






El cóndor vuela
hacia su condorera.
Se sabe libre.

Desde lo alto,
en la niebla, oculto,
nos mira pasar.

Es el camino.
Después del invierno,
nuevamente el sol.





Las pinturan son de Akzhana - Abdalieva de Alytus, Lituania,






Haikus

El camino
A Rubén





Es el camino.
Después del invierno,
nuevamente el sol.





¿Oyes mis gritos?
¿Por qué estás muriendo?
No me dejes. Ven.

Vuelve, mi amor.
Vuelve a mis brazos. No
te puedes ir. ¡Ven!





Si tú te mueres
por la eternidad yo…
Yo te buscaré.




¡Muerte maldita!
Me obligas a quedar
triste y sola.




Nada comprendo.
Me niego a aceptar
que no volverás.

¡Vuelve! ¡Regresa
de la infame muerte!
¡Ya no puedo más!

¡Deja de dormir!
¡Levántate ya y no
descanses más! ¡No!




Estás tan lejos.
No te puedo alcanzar.
¿Me llevás con vos?

En el nirvana
espérame. Llegaré.
Seremos uno.

El dolor pasa.
Mi mente se aquieta.
El tiempo cura.





Paso del tiempo
que calmas mi corazón…
¿Me tienes piedad?




Tiempo que pasa
no venciste mi amor.
No lo olvidé.

Yo solo espero que
llegue el día
de estar junto a él,

fundirnos los dos
en otras existencias
y ya no volver
y al fin de los tiempos
juntos descansar.




¿Juegas conmigo?
Tiempo… ¿te burlas tú?
He vuelto a reír.




Rio de nuevo.
Canto y bailo siempre.
Me siento feliz.

Siempre, siempre, tú
vives dentro de mí.
Sola no. Ya no.

He vuelto a reír.
He vuelto a cantar y
a seguir viva.

Al fin soy libre
de miedos, de angustias.
Camino sin vos.

Aún te quiero.
No lastima tu muerte.
La comprendo hoy.





Camino sola.
Me levanto, caigo, me
vuelvo a parar.

En paz espero
el día en que, ¿pronto?
descansaremos.

Es el camino.
Después del invierno,
nuevamente el sol.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores opinando