Una tarde perfecta

Saint Preux - Concert pour une voix 


Una tarde perfecta

a Cristina Corte








Tras migrar kalpas, tras kalpas, tras kalpas, llega hasta aquí un tanto cansada en busca de su tarde perfecta: poder

ser luz...

ser brisa...

ser...

un mantel blanco ante una mesa servida...

un vaso de agua fresca...

un trozo de pan de campo, caliente y con mucha miga...

una copa de vino...

la mirada vacía de un recién nacido que refleja en esa vaciedad, la inocencia de su inexperiencia...

ser música...

ser letras, cuentos, historias vagando en el espacio...

sn poema de amor y una lagrima emocionada...

una danza de a dos...

un orgasmo pleno...

ser paz...

ser sangre...

ser...

un corazón latiendo...

ser... simplemente... ser...

Así, sin cuerpo, solo una mente que descansa y luego, al ponerse el sol, culminando la tarde, continuar su viaje hacia otras existencias, volviendo a migrar kalpas tras kalpas hasta el fin de su aprendizaje....









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores opinando