algo sobre lacaranchaDatos personales

La promesa






La promesa









Los verdaderos amigos duran para siempre por 
eso, cuando ellos partieron, al verse tan sola 
recordó una antigua promesa y decidió ir tras ellos.

Ansiosa e ilusionada subió  al piso 22 y desde allí, 
quiso probar la grata sensación de volar...

Abrió sus brazos... respiró profundamente y con  
un nervioso movimiento de su boca pareció 
degustar... saborear con sumo placer, el aire puro 
que llenaba sus pulmones y llevar como valioso 
regalo, el recuerdo de esa última emoción: la de 
respirar.

Con una esperanzada sonrisa en los labios, se lanzó 
al vacío... y así, después de tanto tiempo, los 
encontró y todos juntos al fin, se abrazaron 
emocionados e hicieron una gran fiesta.

Bailaron, comieron, brindaron y se juraron no 
volver a separarse ¡Jamás!